El recuerdo de Perón

1ro de julio de 1974

El comunicado dice: “Perón ha muerto”.

Las barriadas trabajadoras y humildes sienten el dolor en el alma y miedo por lo que vendrá.

Las calles de la ciudad son el escenario de la despedida.

Pasan las horas, los días y el pueblo no abandona. No importa la lluvia torrencial de la noche, las almas silenciosas acompañan al General, en su ascenso a la inmortalidad.

Hoy en nuestra Unión Tranviarios Automotor recordamos y abrazamos su legado. 

Y buscamos en esta tempestad el faro de la doctrina peronista como guía, enseñanza y camino hacia esa dignidad del Pueblo que todos soñamos. 

Perón no ha muerto.

Que viva!

Porque vive en el corazón de su gente.

Los que fueron, los que somos y los que serán.