Debate sobre nuevas tecnologías para el transporte

La Asamblea de la Cámara Interamericana de Transporte CIT, sesionó durante Expotranporte 2016 (Exposición internacional de transporte, logística, movilidad e infraestructura), realizada en Medellín entre el 25 y el 27 de mayo 2016.

La CIT en su XXV Asamblea Ordinaria emitió una resolución con recomendaciones a los 18 países representados, respecto a las “Nuevas Tecnologías aplicadas al transporte”, entre ellas UBER, para evitar la vulneración de las normativas vigentes en cada jurisdicción.

La CIT, integrada por 100 entidades de 18 países, expidió la Resolución Nº 2/2016 ‘Nuevas tecnologías aplicadas al transporte’.

La iniciativa de cuatro puntos les recomienda a los Estados donde funciona la Cámara, facilitar y difundir el acceso a esas tecnologías por el bien del transporte de personas y de cargas. Permitir la oportuna transferencia tecnológica al sector para lograr objetivos en seguridad, economía, eficiencia y sustentabilidad.

Asimismo, se sugiere garantizar que la aplicación de esas tecnologías, no vulneren las normativas vigentes en cada jurisdicción, “respecto a las obligaciones y derechos de las empresas de transporte y de los transportistas”.

Finalmente, el documento pide que eviten situaciones de competencia desleal, mediante la autorización del uso nuevas tecnologías que oculten malas aplicaciones de las normas impuestas al sector.

Paulo Vicente Caleffi, secretario General de la CIT reiteró que es necesario que los propietarios de los vehículos Uber cumplan con el pago de impuestos y de las demás obligaciones legales y por tanto, que se ciñan a las leyes del país para competir en iguales condiciones de los demás servicios de transporte individual y no necesariamente que se creen normas exclusivas para ellos.

El experto internacional destacó entre los temas abordados el relacionado con la seguridad que afecta a varios países, en especial los de Centroamérica, donde se pone en riesgo la vida de conductores y pasajeros.

La CIT tiene sede en Brasilia, entre sus objetivos está la coordinación y defensa de los intereses de los transportadores y sus entidades, así como de sus actividades auxiliares o complementarias, relativas al transporte internacional de carga y pasajeros, en todas sus modalidades.

La integran 18 países representados por más de 100 entidades de las Américas: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.